Superposición del sitio

Los músicos (también) leen: recomendaciones para el Día del libro

Mañana es Sant Jordi o El Día del libro y, para orientaros –si es que os hace falta– en la compra de vuestros regalos y (auto)regalos, les hemos pedido a cinco músicos que nos recomienden sus lecturas preferidas. Cómics, libros clásicos, novedades, diccionarios, ensayos, novelas…

Aquí tenéis un poquito de todo, una selección personal y poliédrica. Para todos los gustos. ¡Así que a leer!

Francisco Contreras (Niño de Elche)

Ramón Andrés
Diccionario de música, mitología, magia y religión
(Acantilado)

En este caso el diccionario creado por el filósofo y músico Ramón Andrés no es un mero catálogo ordenado de términos y definiciones, sino que supone una amplia gama de palabras recogidas alrededor de conceptos que pueden ser muy inspiradores para cualquier tipo de artista que se precie a la aventura del misterio que hay detrás del sonido y toda su simbología.

Joan M. Oleaque
En éxtasis: El bakalao como contracultura en España
(Barlin libros)

Sin duda alguna el mejor libro que se ha escrito de la Ruta del Bacalao, ya que guarda la esencia de lo que fue sin caer en romanticismos ni nostalgias que ensombrecen lo real de una época aún por reivindicar y más en los tiempos que nos ha tocado vivir.

Pascal Quignard
La lección de música
(Funambulista)

Un libro que nos habla de la muda de la voz, de la escucha de tu contexto artístico y musical y, sobre todo, una variedad de textos cortos que puedes leer, releer y portar contigo en todo momento como compañero de tiempos nunca muertos.

Olaya Pedrayes (Axolotes Mexicanos)

Gabrielle Bell
Afortunada
(La Cúpula)

“Afortunada” es un cómic autobiográfico que narra la vida precaria de la autora en Brooklyn (Nueva York), teniendo varios trabajos mal pagados que intenta compaginar con dibujar cómics, mientras se va mudando a varios apartamentos deprimentes. La autora nos describe muy bien ese sentimiento que tenemos los jóvenes de intentar algo muy fuerte y pensar que somos unos fracasados. Es un comic que, aunque no sea muy alegre, siempre me anima mucho leerlo.

Julia Wert
Whisky y Nueva York
(Bang)

La historia es un poco parecida a la anterior, pero, en este, la autora además es alcohólica. Está narrado en un tono más de humor que el de Gabrielle y me gusta mucho. Ojalá editen más cosas suyas aquí.

Conxita Herrero
Gran Bola de helado
(Apa Apa)

Son diecisiete historias cortas que funcionan en conjunto, sobre momentos cotidianos que a la vez combinan elementos fantásticos. Es un cómic que cuando lo lees se te hace muy cercano en parte por su narración que es bastante intimista. Además, Conxita toca en el grupo Tronco y recomiendo mucho leerse sus cómics, escuchar sus canciones y entrar en su mundo.

Jorge Pérez (Tórtel)

Carson McCullers
El corazón es un cazador solitario
(Seix Barral)

Lo leí con unos dieciocho o diecinueve años y quiero que siga así en mi memoria, así que, aunque piense muchas veces en él, no lo pienso releer. Un libro maravilloso que si tuviera que recomendar a alguien, simplemente le leería el principio: “En la ciudad había dos mudos, y siempre estaban juntos. Cada mañana a primera hora salían de la casa en que vivían y, cogidos del brazo, bajaban por la calle en dirección al trabajo”.

David Foster Wallace
La broma infinita
(DeBolsillo)

Se han escrito y dicho cosas muy negativas acerca de este libro, puede que esté en casi todas las listas de los libros empezados y abandonados, o libros aburridos… Pero también estamos los muchos que en sus más de mil páginas encontramos la magia de un escritor prodigioso. “La broma infinita” es una historia hermosa acerca de la tristeza y la adicción, con la que te sorprendes a veces riendo a carcajadas, y que se desarrolla desde una montaña, en la que a un lado está una elitista academia de tenis para jóvenes y prometedores deportistas que viven ahogados por el aburrimiento y la exigencia, y al otro lado, un centro de desintoxicación donde la religión y conversación tratarán de obrar milagros entre un montón de desechos humanos. Cuando llegas al final te das cuenta de que comprendes el principio, así que vuelves a él para atar cabos, y entonces sientes que podrías comenzar de nuevo, y así lo podrías leer el resto de tu vida. El libro infinito. Lo amo.

Djuna Barnes
El bosque de la noche
(Seix Barral)

Es un libro fascinante, extraño, y oscuro, escrito con un estilo poético que a veces resulta algo rancio y artificial pero que funciona a la perfección para transmitir esa sensación excesiva, delirante e irreal que recorre el libro. Creo que lo mejor de “El bosque de la noche” son sus autodestructivos personajes y la manera que tienen de relacionarse entre sí, todos moviéndose por el deseo y simulando ser lo que no son, girando siempre entorno al personaje de Robin, que a veces se nos describe como mujer y otras como hombre. Al final la trama queda muy diluida, no sabemos qué pasa con algunos personajes ni el motivo por el que se van abandonando sin más algunas historias, y puede que realmente en todo el libro no se nos haya contado realmente nada, pero lo importante es la sensación de haber entrado en la espesura de ese bosque, casi como en un sueño de otra época, atraídos por la oscuridad.
Como dice uno de los personajes, el extravagante doctor O’Connor, que vive en una miserable habitación solitaria donde se convierte en un travesti cada noche: ”Al fin y al cabo, la calamidad es lo que todos perseguimos”.

Ramón Rodríguez (The New Raemon, Madee)

Joseph Campbell
Las máscaras de Dios
(Atalanta)

“Las máscaras de Dios” está dividida en cuatro fabulosos volúmenes en los que Joseph Campbell indaga en la mitología desde el mundo primitivo hasta el moderno. Una obra monumental para comprender la historia espiritual de la raza humana.

Paula Bonet
La anguila
(Anagrama)

Una novela poética, dolorosa, hermosa y muy valiente. Su lectura ayudará a que muchas personas puedan identificar a tiempo las agresiones que siguen ocurriendo en las aulas del mundo académico. Relata de forma arrolladora toda la mugre que sostiene y alimenta el sistema patriarcal.

Sharon Olds
El salto del ciervo
(Ediciones Igitur)

Una oda al miedo a la pérdida, el desasosiego y la resurrección. La firma una gran poeta, Sharon Olds, que es alguien que está siempre demasiado cerca de la verdad.

Erik Martín (Erik Urano)

Ann Nocenti y David Aja
Semillas
(Astiberri)

El último cómic de uno de los ciudadanos más ilustres de Neovalladolor es una auténtica maravilla. Su alianza junto a Ann Nocenti crea un mundo distópico y dolorosamente cercano en el que tiene cabida la tecnología y sus detractores, la vida en la gran ciudad, la precariedad, la ciencia, el misterio, la naturaleza o los extraterrestres. Una delicia.

Enrique Gracián
Construir el mundo
(Arpa)

Un libro de divulgación científica magistral. Completamente accesible, abarca muchos temas, siempre bajo un mismo hilo y muy muy entretenido de leer. Muy recomendable.

Albert Camus
El hombre rebelde
(Alianza editorial)

Un ensayo bastante complejo y denso que llevaba acompañándome un par de años, como lectura de fondo y que justo he terminado hace unos días. Es un libro increíble, para el que no tengo un background suficiente como para entenderlo por completo y, pese a ello, me ha aportado una visión brillante y muy profunda por parte de Camus sobre el ser humano en su conjunto a través de las revoluciones de nuestra historia reciente. Imprescindible.

*Publicado originalmente el 22 de abril de 2021 en MondoSonoro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *